Inicio / Recortes de prensa / La reforma de accesos y calles de los barrios San Francisco y San Luis costará 3,2 millones

La reforma de accesos y calles de los barrios San Francisco y San Luis costará 3,2 millones

El proyecto de rehabilitación integral de los grupos San Francisco y San Luis contempla diversas mejoras en el interior de ambos barrios y en sus accesos y conexiones viarias, incluida la construcción de dos rotondas. La actuación tiene un presupuesto de 3,2 millones de euros y un plazo de ejecución de 10 meses, con lo que estará concluida a finales de 2018 o principios de 2019.

Así lo han anunciado Gema Igual, y el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quienes han especificado que, tras abrirse ahora un periodo de diez días para que los vecinos presenten las sugerencias finales, el proyecto saldrá a licitación para que las obras puedan empezar antes de la próxima primavera, de modo que finalicen a más tardar en enero de 2019.

El objetivo de la obra es poner en valor las zonas comunes, cumplir la normativa de accesibilidad y reordenar el tráfico en los accesos y el aparcamiento, teniendo en cuenta que en se ganarán en la zona unas veinte plazas. Se construirá una rotonda en la avenida de los Castros que permita el giro en la calle Miguel de Unamuno, con lo que se evitará el «peligroso» giro a la izquierda actual y se reducirá la velocidad.

Además, el vial de servicio de la avenida de los Castros, situado poco antes de la rotonda de la bajada de San Juan, que acaba en un fondo de saco, se eliminará, abriendo la conexión, lo que permitirá modificar los aparcamientos y hacerlos en batería, con lo que también se ganarán plazas.

Se construirá otra glorieta más reducida para la incorporación al barrio San Francisco desde la bajada de Miguel de Unamuno, evitando también el actual giro a la izquierda. El otro acceso del barrio, en la calle General Dávila, también es actualmente peligroso, por lo que los giros a la izquierda para incorporarse al mismo se regularán con semáforos. Y se ejecutará un carril central para los vehículos en espera.

En el interior del barrio, desde Miguel de Unamuno, habrá doble dirección y se reforzará el eje norte-sur en la calle Madre Soledad. Desde Mendicouague, unas escaleras y una rampa mejorarán la conexión peatonal con Unamuno.

César Díaz ha precisado que dentro del barrio se mantendrá el número de plazas de aparcamiento aunque, se perderán unas veinte con la rotonda de Unamuno y se crearán «entre 40 y 50» con la eliminación del fondo de saco de la avenida Los Castros.

La alcaldesa ha destacado que se trata de una actuación «importante» para el Ayuntamiento por su cuantía y para los vecinos, que verán mejorado su barrio y con ello revalorizadas sus viviendas. El proyecto también contempla zonas verdes y un parque infantil, se plantará arbolado, se reordenarán las plazoletas y se reformará la bolera, así como las pistas, una de las cuales será de hierba artificial para futbito. También se instalarán bancos.

Fuente: DM

Top