fbpx
Inicio / Recortes de prensa / El presupuesto de la Consejería para el 2018 será de 97 millones

El presupuesto de la Consejería para el 2018 será de 97 millones

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda de Cantabria gestionará el próximo año casi 97 millones, un 3,6% más que en el presente ejercicio, de los que más de la mitad -cerca de 53 millones- corresponden a inversiones directas. Y es que el presupuesto proyectado por este departamento para 2018 es “claramente inversor”, en palabras de su titular, José María Mazón, que ha destacado que la inversión prevista en este área representa el 29% del total del Gobierno regional.

En este sentido, el consejero ha señalado las cuentas –que ascienden a 96.970.209 euros, frente a los 93.597.269 de este 2017– permitirán ejecutar obras que favorecerán la actividad de las empresas y generarán empleos. No obstante, ha reconocido que el montante inversor está todavía “bastante alejado” del que había en su anterior etapa al frente de esta cartera, en las legislaturas de 2003 a 2011.

Aún así, Mazón ha resaltado que se mantienen la línea inversora del actual mandato, y ha remarcado al respecto que con las cifras previstas ahora se pretende impulsar el Plan de Carreteras, dotado con 28,5 millones de los 40 reservados a vías autonómicas; y mejorar la seguridad marítima con dragados “históricamente demandados” y otras actuaciones en los siete puertos de la región, que sumarán 4,3 millones.

En este ámbito, se prevén destinar unos 100.000 euros para arrancar el nuevo puerto deportivo de San Vicente de la Barquera, que no será un “macropuerto”, ya que contará con 270 atraques, han precisado desde la Consejería, donde defienden la necesidad de esta infraestructura.

Además, en los presupuestos de Obras Públicas se va incluir la primera anualidad (430.000 euros) para el soterramiento de las vías de Torrelavega, a sufragar entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y el Ejecutivo autonómico, como también se hará con la integración ferroviaria de Santander.

Pero en el caso de la capital, al no estar cerrado el acuerdo entre las tres partes implicadas, no se ha previsto ninguna partida, aunque podría incluirse alguna, vía enmienda, si se cierra el documento durante la tramitación de las cuentas. Se añadiría por motivos administrativos y legales y sería carácter “simbólico”, es decir, “nada más que lo necesario para la firma del acuerdo”, ha apuntado Mazón.

INFRAESTRUCTURAS

El presupuesto de su departamento destinará ocho de cada diez euros a infraestructuras (77,9 millones, de los que 64,5 son para inversiones, en carreteras, puertos y obras municipales) y los 18,9 millones restantes irán a vivienda, donde la inversión para la construcción y acceso será de 16,3 millones.

Dentro de las infraestructuras, sobresalen más de 40 millones para carreteras autonómicas, con acciones orientadas a completar la red existente, completar los equipamientos o mejorar la seguridad e integración ambiental.

Al Plan de Carreteras se destinarán el próximo año 28,5 millones para diversas actuaciones, como acabar las obras del puerto de Estacas de Trueba (3 millones), acometer la segunda fase del crucero de Boo-Polígono de Morero, construir un nuevo puente en Virgen de la Peña sobre el río Saja, o iniciar los estudios para construir la variante de Renedo, en el marco de un convenio a suscribir con Adif por la duplicación de la vía ferroviaria y supresión de pasos a nivel en la zona.

A ese desembolso hay que sumar casi 20 millones para infraestructuras municipales, aunque más de la mitad de esa cifra -12,6 millones- se reservan para el pago de subvenciones comprometidas en la pasada legislatura.

Al margen de esta “herencia” del anterior Gobierno del PP, Mazón ha detallado que se incluye la primera anualidad -por importe de un millón- para el denominado ‘decreto 50’ de subvenciones a ayuntamientos, dotado con un total de 27 millones a pagar en tres anualidades, hasta 2020, y con los que se prevé generar una inversión global de 40 millones, ya que el Gobierno sufraga siete de cada diez euros invertidos.

En este área también se enmarcan los 150.000 euros para el Premio Pueblo de Cantabria, que en 2018 cumplirá su décima edición, y otras actuaciones, como la rehabilitación del mercado de Castro Urdiales.

PUERTOS

Para mejorar los siete puertos que hay en Cantabria se inyectarán 4,5 millones, en acciones diversas, como la construcción de un nuevo pantalán en Santoña; un nuevo espigón y dragado de la dársena en Suances; que también se dragará en Colindres, donde además se prevén obras en la lonja, como un almacén; o el refuerzo del dique norte en Castro Urdiales, donde se rehabilitará asimismo el paseo marítimo.

Además, en Laredo se ejecutarán obras para favorecer la integración del puerto en la ciudad, caso de la implantación de un carril bici, y se empezará construir un edificio multiusos.

Este año, la Consejería no ha incluido ninguna cuantía por el rescate del puerto deportivo construido en la villa pejina, toda vez que ya se abonó la indemnización a las constructoras, aunque recurrieron judicialmente la cuantía. “No sabemos que pasará”, ha comentado Mazón.

Sobre otro puerto deportivo, el previsto en San Vicente de la Barquera, se prevén dar “los primeros pasos” con los presupuestos de 2018, en los que se incluirá “muy poca inversión” -ha dicho Mazón-, que no está cuantificada, pero que se estima en unos 100.000 euros, para continuar los trámites administrativos y poder comenzar la obra una vez finalizado el proyecto.

Al respecto, y a preguntas de los periodistas sobre la oposición de partidos y colectivos a esta infraestructura, Mazón ha precisado que en el Ayuntamiento barquereño están “todos” de acuerdo menos el concejal de Izquierda Unida. Y ha añadido que en Cantabria “siempre hay gente que se opone a todo” y que “ve cosas terribles” en las actuaciones que se proyectan.

Ante esto, el consejero del PRC ha defendido los trámites realizados y ha asegurado que no se va a “vulnerar ninguna normativa”. Y, en cualquier caso, ha considerado que San Vicente es un lugar “muy adecuado” para albergar un puerto deportivo, dada la presencia de barcos fondeando o varados en la arena, junto a un puerto que está “muy saturado”. “San Vicente es como Puertochico”, ha comparado Mazón, antes de asegurar que se prevé construir un espigón “mínimo”, que solo se vería con la marea baja.

Cuestionado por la demanda de esta infraestructura, y tras la experiencia en Laredo, el responsable de Obras ha comentado que los estudios que manejaba su departamento “daban más que de sobra”, aunque ha admitido que la demanda bajó con la crisis económica, aunque ahora está volviendo a crecer, y sí hay para comenzar la construcción.

Al hilo, el regionalista ha recordado que un puerto deportivo es una obra a medio plazo, y ha precisado que la inversión prevista no es “desorbitada”, como tampoco lo es -ha añadido- la cantidad de atraques, unos 270. Así, no será un “macropuerto”, sino “veinte veces menor” al de Laredo.

VIVIENDA

Finalmente, en vivienda, y para seguir las políticas puestas en marcha, se van a destinar 500.000 euros para casos de emergencia habitacional, para personas que hayan perdido su hogar o carezcan de recursos para el pago de los costes asociados. La mitad será para ayudas directas a las familias, y el otro 50% para la Oficina de Intermediación Hipotecaria.

Para ayudas al alquiler volverá a haber 4,6 millones, y para mantener y ampliar el parque público de pisos alquiler se destinarán 2 millones, mientras que el Plan de Vivienda estará dotado con 11,7 millones, de los que casi la mitad serán para rehabilitación.

También para rehabilitación se destinarán 2 millones de ayudas a los ayuntamientos, para viviendas y edificios públicos, mientras que a través de la empresa Gesvican se promoverán pisos de protección oficial, en concreto 22 en Campuzano, una docena en El Zapatón y 77 en Castro Urdiales.

Fuente: Europa Press

Top